12 mar. 2016

Diganle

Diganle que jamás dejaré de amarla. Por favor diganle todo esto que tengo guardado:

Mi corazón se quedó incompleto el día que salió de mi vida, rodaron muchas lágrimas, luché tanto contra mi misma, contra la razón, e incluso contra ella buscando que no tuviéramos que separarnos.

Lloro aún por ella, a escondidas, y finjo y miento diciendo que es nostalgia, estrés, o cualquier otra cosa, pero la realidad es que lloro por ella, lloro de dolor porque no logramos estar juntas y cumplir nuestro sueño de llegar viejitas.

Extraño sus besos, sus manos sobre mi piel, sus risas, sus chistes estúpidos, sus locas manías por el orden y limpieza, su voz y sus atenciones.

Por favor diganle que me duele no poder hablarle, que la extraño y que quiero que sea feliz, me duele que no sea conmigo, pero merece todo lo que yo no le pude dar.