11 dic. 2016

Después de un año

No quiero cambiar la historia, ya está escrita, ya pasó y de mis errores tuve que aprender.
Aprendí a valorar quien soy por lo que soy, con los pequeños y grandes detalles que definen quien soy, y ahora reconozco que no soy quien creía, que tengo muchos más defectos de los que entonces contaba, y que algunas cosas de mi son complicadas, pero que ahora que se perfectamente quien soy, me valoro y me quiero lo suficiente para no dejarme tumbar cuando se habla mal de mi.
Aprendí a valorarte, porque así como ahora reconozco mis fallas, también reconozco las tuyas desde una perspectiva distinta, donde las entiendo porque así eres tú, y eso te hace tu.
Aprendí a extrañar tus defectos, todos esos que me hacían explotar, y aprendí a separar el amor de la costumbre para darme cuenta quien eras tú y quien era yo en esa relación.
Aprendí a vivir la vida con mis alas y a volar más allá de la frontera que tu y yo conocíamos, y de lo que viví y conocí, hubo lo bueno y lo malo.
Aprendí a quedarme callada cada que algo nuevo quería compartirlo contigo, y entonces, con el paso de los meses aprendí a ser testigo de mi propia vida sin necesitarte a mi lado para que entonces el momento se sintiera escrito en la historia.
Viaje sola, viví momentos sin tener fotografías, dejé los trastes sucios por muchos días, me emborraché y no me quede callada con miedo a hablar, tuve sexo todos los días, me encerré en casa a ver tele sin sentirme culpable por no salir, salí de fiesta, viví...
Aprendí una nueva manera de vivir que había olvidado, no conocía o no quería conocer.
Y entre todo lo que aprendí, después de un año, aún no aprendo a olvidarte. Sigues en mi cabeza todos los días, y sigo creyendo que no habrá nadie en mi vida que pueda llenar el vacío que dejaste.
Seguiré intentando día a día olvidarte, pero hasta hoy, aún no lo he logrado, y me duele mucho el pecho descubrirme quién soy, querer cambiar todo eso que te molestaba y que no estés aquí.

14 sept. 2016

Fui a un club swinger... mi primera vez y fue genial

Tenía mucha expectativa por como sería el lugar, la gente y el ambiente. Al final decidí relajarme, vivir la experiencia y disfrutarlo.

El lugar es como si fuera un antro normal, mesas periqueras, mesas lounge, música, a la oscuridad de un antro y gente por todos lados.

En este caso además de la música y las mesas, había una pista con tubo al centro, la música variada y una chica semi-sexy (si, soy exigente y pues no me gustó) bailando al centro como parte del show que ofrece el lugar.

Al calor de las copas y mas tarde de la cercanía de mi pareja, comencé a relajarme y fue cuando cambiaron de show y entro una chica a mi cálculo de unos 37 años, con un grandioso cuerpo, unas bubis perfectas, de tamaño adecuado y un trasero espectacular. Vestía una prenda a cuerpo completo de transparencia negra, con espalda destapada, realmente hermosa.
Bailó por varias canciones y mas tarde, el show se convirtió en una escena lésbica.

Con mi pareja y mis amigas y amigos todo comenzó a cambiar, estabamos festejando, así es que con mayor razón las cosas fueron tornandose cachondas.

Había una persona al micrófono invitando al cuarto oscuro, a vivir la noche y hablaba de los siguientes show, me sorprendí cuando dijo que habría sexo en vivo, y entonces, comencé a sentirme mojada.

Cambió el show y ahora era otra pareja haciendo otro show lésbico, fue súper intenso, se chuparon, bailaron, se arrastraron por el piso... yo, ya estaba muy intrigada.

Ella con correa al cuello, el le pusó una cadena y la hizo gatear por toda la pista, después ojos vendados, esposas, squirting... WOW, ver sexo en vivo fue excitante y distinto a todas las reacciones que creí que generaría en mi.

Todos los amigos que estabamos reunidos comenzamos a besarnos, tocarnos y acariciarnos... esto se estaba descontrolando tal como en mi imaginación tenía que suceder. No se cuánto tiempo fue, pero fue rico el jugueteo.

Cambió la música, un cambio tan drástico que todo el líbido se me fue a los pies, tome a mi novia de la mano y la lleve al "cuarto oscuro".

Tenía fuera un letrero que se leía "Play room".

Una cama al centro, con sábanas blancas, varias sillones alrededor incluído un sillón kamasutra, parejas en los sillones, algunos solo tocandose, otros teniendo sexo, algunos solo viendo, una pareja ya mayor en la cama, bastante eufóricos y con mucha energía, un calor rico.

Tomé a mi novia, la acosté en la cama, le quite sus hermosos calzones de encaje y la empecé a chupar, y chupar y chupar hasta que comenzó a gemir mientras mi culo al aire invitaba a participar.

Poco tiempo después de acercó una pareja a un lado de nosotros y la chica comenzó a tocar las bubis de mi novia, mientras su hombre se la cogía, en afán de que era nuestra primera vez me acerqué a ella, la bese y le dije: en el momento que te sientas incómoda o si algo no te gusta sólo di no, asintió, y seguí con mi lengua entre sus piernas.

Más tarde, tres chicas besandose, toqueteando a mi novia, sus respectivos hombres cogiéndose a esas tres chicas y yo chupandola.
Mientras mi culo estaba arriba, sentía varias manos acariciando en un inicio en busca de aprobación. Al principio fue completamente excitante y al mismo tiempo lleno de nervios y miedo saber que cualquier alocado podría llegar y cogerme. Las caricias fueron volviéndose más confiadas y yo tenía miedo de si aceptaría o no que alguien que no conozco me cogiera. Cuando una mano quiso meter mano debajo de mi cachetero de encaje me moví hacia adelante evitando que sucediera.

No volvió a intentarlo. Sólo siguieron caricias ricas sobre mis nalgas. Mis partes pero sin llegar a mas. Ahí es donde me di cuenta que podía relajarme y entonces todo fue excitantemente emocionante y delicioso.

Más tarde, tomo yo el lugar de mi novia en la cama, una pareja me pide que me mueva para quedar yo más al centro de la cama y poder estar al alcance de las chicas.

Besé otros labios, chupé otras bubis, y me cogí a una chica que estaba sobre mi chupando mis bubis mientras mi novia me chupaba y yo me venía en su boca.

Squirtee tanto que la cama quedó empapada, y nosotras, super felices, sudadas, despeinadas y con la sonrisa de oreja a oreja.

Fue una de las mejores experiencias de mi vida. Y repetiría con gusto.

15 jun. 2016

La novia que siempre quise tener

De hermosos ojos, grandes, claros, profundos, que invitar a ahogarse en ellos.
Atrevida, alocada y amante de mis demonios.
Besos apasionados, abrazos cariñosos, noches acompañadas, platicas ñoñas.


10 abr. 2016

Aprendí lo valiosa que soy

Aprendí que mi sonrisa vale muchos billetes verdes y puede curar el mal humor, que mi silencio ahorra tormentas de dolor, que un te amo dicho sinceramente, pronunciado por mis labios mientras pongo mis ojos de borrego enamorado es el regalo mas grande que puedo dar.
Aprendí que valgo porque soy sincera, porque no me quedo callada cuando algo me molesta, porque no soy una mujer más que se conquista de la misma manera sencilla.
Aprendí que mi obsesión por la limpieza no es tan problemática pues demuestra mi interés por mantener un orden para estar bien conmigo misma.
Ahora se que soy feliz por decisión propia y que no dependo de la compañía de otros para poder reir a carcajadas.
El amor que mi corazón tiene para dar es sincero y no debe limitarse, aprendí que puedo entregarlo a todas las personas que quieran aceptarlo y que eso no me convierte en una persona inmoral.
Aprendí que pensar en mi y no siempre en los demás es válido. Ahora estoy dispuesta a lograr mis metas al desvelarme trabajando si así lo deseo, a leer un libro a media noche y sentirme feliz por hacer las cosas que me gustan.
Descubrí que no todas las personas hacen cartitas de amor, detalles cursis y ese tipo de cosas. Entonces, al analizarlo aprendí que no es malo que no sea así, es parte de la forma de ser de cada quien y no significa que ame menos o sea una mala pareja.
Aprendí que no reir por chistes comunes no me hace menos valiosa, al contrario, me hace única, diferente y le hace recordar a las personas que no soy una persona que puedan encontrar a la vuelta de la esquina.
Aprendí a despertar temprano un fin de semana para disfrutar de mis mascotas, o a dormir hasta que me doliera la espalda por el placer de regalarme unas horas de descanso y ambas, sin remordimientos.
Aprendí a negociar momentos y sentirme bella al verme desnuda.
Entre tantas cosas aprendí que el tiempo no se detiene, que el amor no es eterno, que las personas no somos perfectas pero que todos valemos, entregamos, y estamos mientras se puede y se quieres.
Soy valiosa por ser quien soy.

12 mar. 2016

Diganle

Diganle que jamás dejaré de amarla. Por favor diganle todo esto que tengo guardado:

Mi corazón se quedó incompleto el día que salió de mi vida, rodaron muchas lágrimas, luché tanto contra mi misma, contra la razón, e incluso contra ella buscando que no tuviéramos que separarnos.

Lloro aún por ella, a escondidas, y finjo y miento diciendo que es nostalgia, estrés, o cualquier otra cosa, pero la realidad es que lloro por ella, lloro de dolor porque no logramos estar juntas y cumplir nuestro sueño de llegar viejitas.

Extraño sus besos, sus manos sobre mi piel, sus risas, sus chistes estúpidos, sus locas manías por el orden y limpieza, su voz y sus atenciones.

Por favor diganle que me duele no poder hablarle, que la extraño y que quiero que sea feliz, me duele que no sea conmigo, pero merece todo lo que yo no le pude dar.

26 feb. 2016

Cómo convencerla que la amo

Aprendí a amarla en cada sonrisa, en cada mirada llena de pasión camino a la escuela. En los momentos a escondidas y aún mucho mas cuando por primera vez no tuve que esconderme.
Amé su paciencia, su entrega, su estar, su amor, lo bueno y lo malo. Jamás encontré un defecto en ella, toda ella en físico y espíritu dieron a mi vida la chispa de pasión y energía y entrega que siempre quise.
Hoy dice que se va, que no puede con quien soy y lo quiero, y lloro, jamás notorio, jamás evidente, pero mi corazón se ha roto, un pedazo desaparece en todo lo que di entregue y soñé para con ella.
Se va porque no soy normal, porque quiero una relación distinta a las demás y me duele el corazón, el alma y el cuerpo.
¿Como convencerla que la amo si no quiere estar?

22 feb. 2016

Inicia el cuento

Y entonces, con el estómago todo apretado, la respiración acelerada, y el pecho apachurrado salió de su casa.
Tomaba calles conocidas para llegar al que es su destino predilecto, ese lugar reservado sólo para ella, la de los cabellos blancos, la de belleza excepcional, la mujer amada, que tanto anhelaba.

Iba con la conciencia jugando trucos, temerosa del futuro, tan cierto como el presente y tan ajeno de realidades.
Le temblaron las piernas al bajar del carro con la esperanza de que no hubiera llegado, así podría elegir el lugar...

Tan tú

Enamórate tanto de mi como yo estoy de ti.

Te siento tan tú, tan lejos, tan inalcanzable... y yo tan atada al anhelo de una tu.
Es que eres, tan tú, tan perfecta, que no estoy ahí donde tu estas.

¿A donde se fugan esos minutos donde no te puedo abrazar, o decir que te amo sin miedo, sin la cabeza cortando alas pegadas con miel?

¿A donde se van los días en que ni un mensaje en estas tecnologías de 1s y0s me permiten conectar contigo?

¿A donde irás cuando quiera besarte?

¿Donde están los momentos en que te quiero aquí y nunca se ha podido, porque nunca lo he pedido? (así lo quiero pensar)

¿Y si existiera la forma de besarte, amarte y dormir contigo para no despertar en la realidad de no poder tenerte?

15 feb. 2016

Extrañándote

Extrañarte es complicado, es lo más difícil de nuestra historia juntas.
Y es que lo complicado llega cuando analizo el motivo del porque te extraño y es cuando la cabeza entra en razón, entonces me doy cuenta que no te extraño.
Estoy a las 3:15 de la mañana con insomnio desde hace muchas horas atrás pensando en ti, pensando en las cosas bonitas que vivíamos, buscando en mi mente los momentos en los que cuando estábamos juntas me sentía feliz.
Desde hace varios días atrás, me doy cuenta que me gustaba mucho que cantáramos, que riéramos en el carro, o en casa, con la música, y cantábamos y reíamos y teníamos miradas que se conectaban.
Estaba aquí en mi cama y no dejaba de extrañarte. Entonces cuando mi cabeza quiso darle una respuesta al "extrañamiento" que siento... - de verdad me encantaría que estuvieras aquí en la cama a mi lado -
Mi razón me dijo que no iba a ser lo que yo estaba imaginando en mi cabeza, porque entonces sí vas a estar aquí, pero dormida, roncando, de malas porque tenía la luz prendida para estar leyendo, o me hablarías cuando te dieras cuenta que no me podía dormir, y me quitarías el teléfono con tu frase molesta: duérmete, y que cuando hubiera querido acercarme inquietantemente te hubieras quitado.
Así es como me doy cuenta que extraño la ilusión de lo que algún día fue, pero si lo analizo, nunca fue, no recuerdo una noche viviendo en nuestra propia casa donde me permitieras tener una linda noche, la única ilusión que te queda fue cuando tuvimos esos meses viviendo en casa de mis papás, ahí sí teníamos lindas noches y creo que era porque no te quedaba de otra, de otra manera no cabríamos en la cama en cuanto más espacio tuvimos, te alejaste y te fuiste alejando poco a poco.
Extraño la ilusión de lo que fue, y a veces la ilusión de algo que nunca fue, pero que en mi mente existía.
He estado analizando acerca de que era lo bonito de viajar contigo (estos y más análisis como tarea de la terapia), que era lo bonito de ir a una reunión juntas...
Lo único que hasta el momento he logrado mantener como bonito en mi memoria ha sido eso, la música. La música y las miradas.
¿Qué pasó con todo lo demás? ¿qué otras cosas bellas? ...
Hoy en la reunión con mi familia estaba sentada y me puse a pensar cómo sería si estuvieras ahí, en realidad no había nada más que la música, no platicábamos, no teníamos algo.
Y aún con tantas cosas claras en la cabeza, sigo diciendo te extraño y te extraño mucho, tanto que me duele.
El análisis dice que lo que me duele es tener tantas respuestas de golpe y saber que siempre las tuve pero no las quise ver.
Como si siempre hubieses sido una ilusión...

11 feb. 2016

La "carta de recomendacion" que tu ex escribiría

¿Te has puesto a pensar qué diría la "carta de recomendacion" que tu ex escribiría como referencia para ti?

Hasta antes del 24 de diciembre mi respuesta era una: diría la verdad.
Contaría de mi gran gusto excesivo por el trabajo, mis malos humores, mi antipatía para los chistes, mi manera de hacer sentir bien la gente con cosas poco ordinarias. Diría que soy una buena persona y de buenos sentimientos, cariñosa muy a mi manera, pero, luego diría, "bueno, no, la verdad es que no es cariñosa, pero si sabe amar". Diria que soy muy apegada a mi familia, de un genio dificil de controlar y una persona dificil de tratar, pero que cuando me dejo, soy una gran persona. En pocas palabras, diría lo que siempre decía de mi a la gente, lo bueno y lo malo, muy sincera.

Hoy, la verdad no se que diría, pero ya no me siento tan tranquila de lo que pueda decir, inclusive pienso que puede ofenderme, atacarme y hablar mal de mi sin compensar diciendo lo bueno.

10 ene. 2016

La esquina de tu lado del colchón

¿Recuerdas tu lado de la cama?
Hoy, me senté ahí, en esa esquina del colchón que tan lejos estaba de mi, y ahí, recordé las largas horas que pasabas al celular, o haciendo quien sabe que tanta cosa que parecía que esperabas que la distancia evitara las palabras.
Ahora entiendo que en esa esquina, mientras te quedabas sentada, recargada a la pared me querías demostrar esa distancia que era clara entre y yo.
Hoy, lo recordé, y te entendí, porque hoy, yo me senté ahí recargada a la pared.

2 ene. 2016

Quiero enamorarme por tres meses

Me dijo, "quiero enamorarme, de esos amores que duran tres meses".

Hoy entiendo, hoy quiero, enamorarme con letras, con caricias, con las cursilerías del enamorarse de un extraño.
Quiero enamorarme, de esos "enamoramientos" que terminan a los tres meses.

Cierro el capítulo

Siempre ha sido importante para mi cerrar ciclos, aclarar los problemas y no terminar mal con la gente si se puede mantener relaciones cordiales.

Tu aprendiste a conocerme y descubriste mis demonios y también mis buenos gestos.
Es por eso que tu mejor que nadie sabes lo difícil que es para mi terminar mal y con resentimientos.
Desde nuestra separación he trabajado mucho en evitar generar resentimientos y odio, eso fue en principio, el porque era tan difícil para mi que siguieras en casa... solo nos estábamos lastimando.
Con todo lo que ha ocurrido a últimas  fechas, y todo el daño que me has hecho, en este momento las cosas están muy mal entre tu y yo, mi corazón se encuentra en guerra entre el gran amor que te tiene y el coraje y resentimiento que genera hacia ti.
Mi mente por otra parte pareciera mas coherente y no entra en guerra, mi razón me dice que deje que las cosas sucedan y sin presiones por lo cual es claro que no tenemos la intención de evitar que estos resentimientos crezcan.
Me duele mucho que termine esto así, se me apachurra el corazón, me quita el sueño y me duele en realidad ver como están terminando las cosas.
Sin embargo de las cosas que he aprendido es a pensar en mi y ponerme antes que otras cosas, por lo tanto, por mi  salud mental, he decidido que así dejaré las cosas y cerraré mi ciclo con la parte que me toca.
Te deseo cosas buenas, pues muy a pesar de todo el resentimiento y odio, siempre serás mi gran y único amor.
Para iniciar este 2016 cierro el capítulo que tenías en mi vida, cierro las puertas pues dejarte regresar sería un dolor que no podría soportar.
Ojalá que te vaya bonito.