11 ago. 2010

Despedida de mi linda amante



Te dejo marchar con un dolor seco en el pecho, la tristeza de una vana ilusión, la falsa esperanza de un bonito amor.

Te dejo ir porque asi lo pedí, y aunque no se si es lo mejor, se bien que así debe ser.

Me duele y sufro al verte asi, al saber que te he lastimado, al saber que todo termina.

No quiero dejarte, no quiero dejar de sentirte, y ahora nos debemos limitar a la distancia de un escritorio, la frialdad de un chat...

No hay comentarios:

Publicar un comentario