10 nov. 2015

Presentando demonios



Le presenté mis demonios, solté un poquito del veneno que palpita mi corazón, y así, sin miedo y sabiéndose en riesgo me abrazó. Decidió quedarse a mi lado, abrazarme y entregarse al abismo de lo desconocido.

Somos hoy dos seres viviendo cosas nuevas, aprendiendo de los demonios que invaden nuestra oscuridad.

Estamos compartiendo para disfrutarnos o tal vez para destruirnos en el intento, pero seguros que el intento habrá válido la mutua aceptación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario