10 nov. 2015

¿Y si aprendo a vivir?


¿Y si me dejo de pendejadas y estúpidas ideas ilusorias de la que no eres, fuiste ni serás?
¿Y si me reconozco como soy y me acepto?
¿Y si dejo de preocuparme por los que me rodean y me preocupo un poquito por mi?
¿Y si trato de vivir el día a día como siempre quise y nunca me atreví ni permití?

No hay comentarios:

Publicar un comentario