7 ago. 2015



Estas dormida, yo caliente, como casi la mayoría de mis noches.

Hoy, por lo que leímos, en otras ocasiones por las imágenes que veo en Internet.

Estoy tan necesitada de ti, de tu cuerpo, quiero que me hagas tuya y tu sólo duermes, o ...

No me miras, no provoco en ti la misma mínima chispa de excitación.





Quisiera ponerte el dildo y sentarme en ti, moverme hasta venirme y mojar todo.

Ponerme de perrito y escuchar como gimes de excitación, como lo hacías hace tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario