19 sept. 2015

Día cinco



Cada día es más tranquilo, hoy lo fue hasta que llegó la noche.

Tu recuerdo me ha quitado el sueño. Recuerdo tu antipatía, tus reglas raras y en ocasiones estúpidas, y aunque el recuerdo no es lindo, esta aquí, y no me deja dormir.

No te extraño, hoy, te odio un poquito más por no haberte esforzado.

Sólo quería tu cuerpo, tus besos, tu sexo y eso, eso lo extraño, no de lo reciente, extraño de años atrás, de cuando tus manos rozándome me llevaban al cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario