16 sept. 2015

Día uno



La noche de ayer cuando nos despedimos fue difícil, lloré mucho pero al final me calmé.

Aprendí que tengo tiempo para mi y leí, luego me quedé revisando facebook y pude ver los vídeos.

Trabajé como cualquier otro día y de hecho de manera muy productiva.

La noche de hoy he vuelto a llorar, me enojo conmigo por extrañarte a pesar de que tengo claro que no vas a cambiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario