18 sept. 2015

Día tres



Hoy fue raro, pero casi no te pensé, y cuando lo hice fue sin la dolorosa nostalgia.

Te pensé cuando llegué a la oficina y vi un panetone y quise compartirlo contigo, me regañe a mi misma por querer hacerlo y luego descubri que no era malo.

Te pensé cuando estaba cansada trabajando y recordé tus detalles ocasionales de llevarme comida para no malpasarme.

Y justo hace un momento antes de dormir deje a mi mente imaginar y me ilusione con la idea de que llegase un día y me hicieras tuya mientras dormía, desgraciadamente me caí de la nube muy pronto, pues recordé la frase con la que estoy trabajando: si no sucedió mientras estabas, será aún menos probable que suceda ahora que no estas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario